• Documentos

    La formación continua y la mejora de las condiciones salariales son algunas de las demandas del CSEE en el ámbito de la educación superior

      En una reunión, que convocó a representantes de los ministerios de Educación de 48 países en París, se identificaron también las prioridades futuras del Proceso de Bolonia.

      30/05/2018.
      Reunión Ministerial de París (Imagen obtenida de la web del CSEE, Etuce en inglés).

      Reunión Ministerial de París (Imagen obtenida de la web del CSEE, Etuce en inglés).

      El Comunicado de París ha sido el resultado de la Reunión Ministerial que convocó en la capital de Francia a representantes de los ministerios de Educación de 48 países entre el 23 y 25 de mayo, documento que recoge las prioridades futuras del Proceso de Bolonia y que incluye importantes referencias en cuanto al personal de apoyo y su importancia en la gobernanza de las universidades, así como la necesidad de apoyar la capacitación pedagógica y la formación profesional continua para las y los académicos.

      Una delegación del Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), encabezada por su directora, Susan Flocken, participó en dicha reunión en la cual se celebraron el 30º aniversario de la Carta Magna de las Universidades Europeas y el 20º aniversario del Proceso de Bolonia.

      La Carta Magna de las Universidades Europeas es un documento que fue firmado en 1988 por 388 rectores y directores de universidades de toda Europa. En tanto, el Proceso de Bolonia se inició 10 años más tarde, con la Declaración de Bolonia, que contenía principios de libertad académica y autonomía institucional como guía para la buena gobernanza y la autocomprensión de las universidades en el futuro.

      La mayoría de los asistentes, entre los cuales se pudo contar también con representantes de la Unesco, se centraron en resaltar la importancia del Proceso de Bolonia como un punto de reunión que permite a los países europeos trabajar juntos por la excelencia y alta calidad de la educación superior y la investigación, mientras cambia el entorno social y económico del continente, además de promover los principios de innovación, libertad académica y valores democráticos en las universidades.

      Durante el evento, Susan Flocken subrayó la importancia de tomar nuevas medidas para alcanzar la igualdad de género en la Educación Superior. Dicho gesto cobra un importante valor cuando ella era la única líder femenina en la ceremonia de apertura. Además, insistió a todos los ministros europeos la importancia de garantizar el apoyo del entorno laboral para el personal universitario, así como garantizar la libertad académica y la autonomía institucional en Europa.

      “Lamentamos ver que en Europa, los empleados del sector de la educación superior y la investigación continúan enfrentando amenazas a su libertad académica, y los docentes e investigadores del sector sufren de condiciones de trabajo y de vida en deterioro, que incluyen congelaciones y recortes salariales”, dijo la directora del Comité Sindical Europeo de la Educación, según recoge la página web de la organización.

      Flocken recalcó también que "el futuro del Proceso de Bolonia está amenazado por condiciones de trabajo inadecuadas y el bajo estatus de los empleados y las empleadas en el sector", a la vez que destacó el Informe del CSEE titulado Académicos Unidos por una Educación Superior de Calidad, documento que recoge las demandas de los sindicatos europeos de Educación para este sector, entre las cuales podemos encontrar: la mejor protección de la libertad académica como uno de los valores fundamentales del proceso de Bolonia; la importancia de una mayor inversión pública básica en educación superior e investigación; la necesidad de garantizar un entorno de trabajo de apoyo para el personal, incluida la mejora de la seguridad laboral y las condiciones de trabajo; y la necesidad de alcanzar un mejor reconocimiento de la enseñanza en la educación superior.

      Andreas Keller, vicepresidente del CSEE, participó como invitado en un taller sobre enseñanza y aprendizaje en la red de universidades europeas. Durante su intervención, subrayó la importancia de la inclusión cuando se establezcan redes entre universidades europeas para la realización de programas conjuntos. A la vez, solicitó más apoyo para el personal académico mediante la sensibilización en cuanto a los contratos de duración determinada en la educación superior y la investigación.

      Tras la reunión de París, se llevó a cabo el Foro de Política de Bolonia con la participación de representantes de los ministerios de Educación de todo el mundo, ocasión en la que se aprobó una Declaración sobre la Cooperación Internacional en materia de Educación Superior.

      Esta web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar su navegación. Si continúa navegando está dando su consentimiento para su aceptación y nuestra politica de cookies, haga click aqui para más información y ver cómo desactivarlas.